jueves, 30 de septiembre de 2010




Hola. Soy Charles Augustin Sainte-Beuve, Santo Patrono de los Críticos Literarios. Soy muy careta y si puedo, te cago.

miércoles, 29 de septiembre de 2010


Las similitudes entre el escritor pernambucano naturalizado carioca Nelson Rodrigues (1912- 1980) y Roberto Arlt (1900- 1942) son tantas que uno podría hablar de cierto efecto dopellgänger. Más allá de las coincidencias casuales como trabajar en un diario llamado Crítica y haber padecido tuberculosis, los unen hitos literarios llamativos. Tanto Roberto Arlt como Nelson Rodrigues renovaron el teatro de su país[i], ambos fueron prolíficos costumbristas cuyo humor -negro, ácido, lúcido- parece ser el mismo y también, aunque gozaron de cierto prestigio en vida, ambos fueron reivindicados tardíamente. Es verdad que sus respectivas posiciones políticas eran visiblemente irreconciliables. Mejor sería, entonces, buscar las diferencias antes que las similitudes. Este trabajo, pese a todo, se dejará afectar por cierta pereza y la no siempre inteligente sorpresa de señalar coincidencias, pretendiendo sobre todo avanzar una hipótesis que ilumine la relación entre cierta literatura y su condición de producción.

Já viram um jornal por dentro? Vale a pena. As batidas das remigntons e olivettis – criam uma insuportável obsessão auditiva. Vocês entendem? Uma redação é ressoante como uma colmeia de máquinas de escrever. Cada um de nós é um datilógrafo excitadísimo. E o pior é que ninguém pára, não há uma pausa, um suspense, nada. Um amigo entrou na redaçao e fez a pregunta aterada: - “Vocês não pensam?”. Não, não pensamos. O jornal é uma batalha contra o horario. Ninguém tem tempo de pensar. Flaubert perdia uma semana escolhendo entre mil sinónimos. Buscava a palabra absoluta. Infelizmente, tais rigores estilísticos são inviáveis na redação moderna. E, como escrevemos sem pensar, chega a parecer que as olivettis e as remigntons pensam por nós.[ii]

El fragmento pertenece al artículo Despedidas de Sílvio Caldas, recopilado en el libro O Reacionário – memórias e confissôes, que fue publicado originalmente por Nelson el 9 de julio de 1969. El lector porteño recordará, sin problemas, en qué momento de la literatura argentina Flaubert visita la redacción de un diario.

Me atrae ardientemente la belleza. ¡Cuántas veces he deseado trabajar una novela, que como las de Flaubert, se compusiera de panorámicos lienzos...! Mas hoy, entre los ruidos de un edificio social que se desmorona inevitablemente, no es posible pensar en bordados. (...)Escribí siempre en redacciones estrepitosas, acosado por la obligación de la columna cotidiana.[iii]

Aunque distantes en el tiempo y afectadas por esa distancia, las citas pueden ser leídas en conjunto. Para Arlt, el estilo periodístico es literario. Aunque el campo intelectual en el que está inmerso lo niegue, él se construye alrededor de esa certeza, y es esa certeza la que le produce incomodidad y genera violencia interna en su escritura. En 1969, casi cuarenta años más tarde, el problema ya está consolidado y tiene una tradición. Mientras el prólogo a Los Lanzallamas está atravesado por la presión de los otros, los que son diferentes, las minorías cultas encarnadas en esos literatos a “quienes únicamente leen correctos miembros de sus familias”, Nelson Rodrigues no reflexiona sobre la comunicabilidad masiva porque es parte vital en él.

En 1969, libre de la tensión que incomoda a Arlt, Nelson Rodrigues entablará una relación mercantil con el lenguaje donde la ecuación fundamental se está jugando alrededor de los conceptos de escritura, dinero y lector masivo. Instalado en las condiciones y derechos de pertenecer a un medio masivo, practicará la obsesión, la repetición y un estilo oral exhortativo de ese que se hace mientras se escribe, sin salvedades de ningún tipo. Así, su literatura y la producción rentada se volverán una sola. De allí que la conciencia de que el periodismo propiamente dicho es literatura aparece en Nelson Rodrigues con mucha más fuerza que en Arlt. De allí que primero publique sus textos periodísticos en forma de libros y la recopilación de las aguafuertes arltianas se realice muchos años después de la muerte del autor. La cita de Gilberto Freyre es contundente al respecto:

O escritor-jornalista é o que sobrevive ao jornal, ao momento jornalístico, ao tempo jornalístico. Pode resistir á tremenda prova de passar do jornal ao livro. Em Nelson Rodrigues, como en Eça de Queiroz, o escritor vence o tempo como escritor, embora servindo-se do jornal, da correspondencia para jornal, do comentario ao acontecimiento do dia. Nelson Rodrigues é, dos dois, o masi vigoroso nessa espécie de expressão literaria: a transferível de jornal para livro.[iv]

Pese a todo, ambos momentos, cuando tienen que definirse, trabajan por negación, gravitando alrededor y en referencia a un punto único, el artista puro, anterior a la modernización del periodismo. Flaubert aparece, entonces, como símbolo inequívoco de la alta cultura pero también de la inutilidad, productor de aquello que no es comercializable.

Mi primera hipótesis es que en esa tensión que se genera entre el escritor-periodista (que no es lo mismo que el escritor profesional aunque algunas veces se superpongan) y los requisitos del mercado se desenvuelven tanto la obra de Arlt como la de Nelson Rodrigues. Pero, cuidado, no es entre el escritor y los medios masivos de comunicación que se produce esta fricción, sino entre el mercado y la cultura alta, al caso estigmatizada en Flaubert. Como puente de unión, reclamando por su pertenencia a una época y reivindicando su producción, surge el escritor-periodista. En este contexto, la frase de Nelson “Nada más siglo XIX que el siglo XX” cobra aspecto de denuncia.

Entonces, Roberto Arlt hará la salvedad, buscará legalizarse en un espacio que lo repele o pretende cosificarlo (“El señor Roberto Arlt persiste aferrado a un realismo de pésimo gusto...”[v]). Para Nelson Rodrigues, cuyo crecimiento físico e intelectual se da a la par de los medios de comunicación, el trance no será ni tan arduo ni tan amargo. Mientras Arlt busca la excusa que termina siendo bandera de guerra, en el escritor brasileño la identificación es completa. Analizar esa identificación es el objetivo de este trabajo.[vi]



[i] Valgan dos citas, de las tantas que podrían hacerse, para confirmar esta hipótesis. “Roberto Arlt es, sin la menor reserva, el autor por antonomasia del Teatro del Pueblo (de toda la escena libre, por consecuencia), y su creación configura un hito principalísimo, y de referencia forzosa, en el trozo de historia de la dramática nacional que cubre los cincuenta años más recientes.” Luis Ordaz. Historia del teatro argentino. Desde los orígenes hasta la actualidad. Edición publicada por Instituto Nacional del Teatro. Buenos Aires, 1999.

“A contribução do Sr. Nelson Rodrigues ao teatro brasileiro foi, a rigor, a da criação total do gênero em termos estéticos universais. E abrangeu, por vida de uma prodigiosa dotação natural do autor para o gênero, a totalidade de seus componentes de concepção, de construção e de composição.” Pompeu de Sousa, Introdução en Teatro completo de Nelson Rodríguez 4, Tragedias Cariocas II, Río de Janeiro, Nova Fronteira, 1990.

[ii] Nelson Rodrigues, O Reacionário, Memórias e confissões, São Paulo, Conpanhia Das Letras, 1991. Pág. 95.

[iii] Roberto Arlt, Prólogo a Los Lanzallamas. Obras Completas, Planeta, Buenos Aires, 1991. Pág. 309.

[iv] Gilberto Freyre, Nelson Rodrigues, escritor. Incluido en Teatro completo de Nelson Rodríguez 4, Tragedias Cariocas II, Río de Janeiro, Nova Fronteira, 1990. El texto fue escrito originalmente cómo prólogo a la primera edición en libro de O Reaccionario. En la edición de Companhia das Letras, una condensación es incluida en la solapa. La relación entre Nelson Rodrigues y Gilberto Freyre es apenas tocada en el biografía de Ruy Castro, dónde se cuenta como el ensayista formó parte de un jurado censor que evaluó una de sus piezas teatrales. Aunque Freyre votó a favor de la pieza, está no consiguió liberarse de la censura. Nelson, agradecido por su apoyo, le dedicó varias crónicas elogiándolo abiertamente.

Por otra parte, la relación de Eça con Nelson que realiza Freyre curiosamente funciona contra la lectura empedernida de leer la tutela de Flaubert en el escritor portugués. Es como si hablando de Nelson, el ensayista reivindicara la actividad literario periodística de Eça y su emancipación del paternalismo esteticista del francés.

[v] Cito una entre muchas frases posibles: “Considero o bom gosto uma virtude de quinta classe”. La cuestión del buen gusto y el mal gusto sobrevuela la obra de ambos autores. Rastrear el tema del mal gusto/ buen gusto en cuanto a los procesos de canonización en estos y en otros autores podría ser un trabajo interesante.

[vi] La pregunta sobre qué hubiera escrito Arlt y sobre todo qué género hubiera utilizado, si no hubiera muerto en 1942 de tuberculosis, no es una pregunta inútil, aunque la respuesta esbozada debe ser tomada con cautela. Si en sus últimos años su interés se había volcado hacia el teatro, abandonando definitivamente el género novela, no es exagerado pensar la posibilidad de que Arlt se hubiera acercado, como lo hizo Nelson Rodrigues en su momento, al cine y a la televisión, continuando así una clara evolución hacia las formas masivo-populares del arte. Buenos Aires siempre fue un plaza fuerte de entrada a estos medios. Así lo demuestra una carta citada por Ruy Castro donde un ambicioso Nelson le escribe al caricaturista Andrés Guevara, en ese momento en Buenos Aires, para que intente ubicar algunas de sus obras en el circuito mediático: “Guevara ilustre, Você é uma desilusão. Escrevi-lhe uma porção de cartas, pedindo noticias de “Meu destino é pecar” e de “Vestido de noiva”, e você não me respondeu absolutamente nada. Em primeiro lugar: não há nenhum sujeito com representação minha en Buenos Aires, a não ser você. Houve, de fato, um camarada que me pediu autorição para sondar o cinema argentino acerca de “Meu destino é pecar” . Mas não lhe dei autorização nenhuma. Você é meu representante único en Buenos Aires, tanto para “Meu destino é pecar” como para “vestido de noiva”. Amanhã enviarei a vôce um documento definitivo, transmitindo a vôce todos os poderes; a questão ficará assim liquidada. Só espero de você, o mais depressa possível, uma informação sobre os resultados econômicos que terei no caso. Caiu por terra o preconceito de que “Vestido de noiva” não era para ao grande públivo. É , sim. E é isso que vôce precisa dizer em Buenos Aires: que “Vestido de noiva” é, acima de tudo, un negócio comercial.” Citado en Ruy Castro, O Anjo Pornográfico: A vida de Nelson Rodrigues. São Paula, Companhia das letras, 1992. Pág. 209. La de Ruy Castro es una biografía mítica. Atiende a y trabaja con el mito que se formó alrededor de la figura de Nelson. Es un trabajo serio y responsable, pero ninguna de las incontables informaciones y de los valiosísimos datos que aparecen en O Anjo pornográfico tiene citada su fuente.

martes, 28 de septiembre de 2010

Hoy en Martes de Cromo nos visita el señor Nick Cave y canta temas como "Hold on to yourself". También es posible que hablemos de política, de medios y de dinero. Lo hacemos porque podemos. Ya lo dijo el General mientras cortaba la mortadela argentina en Puerta de Hierro: "Y pensar que hay gente que le gusta la falopa".

Martes de #Cromo, de 22 a 0hs por www.ciclopradio.com.ar.



sábado, 25 de septiembre de 2010

viernes, 24 de septiembre de 2010


1. Ya nadie lee a Roberto Arlt directamente. Es imposible. Enfrentarlo es enfrentar una o varias lecturas. Como autor canonizado, forma parte de ese equívoco que llamamos “literatura argentina”. Ese corpus siempre incompleto y sospechoso, lo admitió hace años. Luego, no lo soltó. Por ejemplo, la edición de Losada de Los siete locos que ahora consulto salió en la colección “Maestros de la literatura contemporánea”. Los títulos de estos libros iban en dorado sobre tapa dura. Fiel a la duplicidad arlteana –y a cierto patrón de consumo cultural porteño– se vendían en los kioscos de revistas. Entre la letra dorada y el kiosco, entonces.

2. Por otra parte, la novela no es un género rígido ni escolástico y desea el comercio con la heterodoxia. Así, Arlt nos puede llegar ahora servido en la bandeja pedagógica de la escuela secundaria, terciaria o universitaria. (Bandejas que pueden ser de plata o de plomo.) Sus disruptivas novelas y su periodismo, otrora vehículo de verdad para el hombre que lee en el bar, se estudian hoy bajó la dulce férula del docente. Sin embargo, la inmovilidad está lejos. Si bien hay un Arlt que es prócer de la menguada izquierda y del muy activo progresismo, hay otro que resulta antecedente del punk y del trash metal.

3. Entre estos extremos, las prolijas lecturas de Elsa Drucaroff y Sylvia Saitta coinciden en darnos un autor de cuerpo entero, poco fragmentado. Andrés Rivera propone un Arlt serio y comprometido con las causas sociales. David Viñas dice que insulta al rival y después termina dándole una piña al árbitro. Ricardo Piglia lo presenta como un narrador de anticipación que cruza tradiciones y funda la mirada del siglo XX. Fogwill lo toma para recordar que en la narración crítica está permitida la arrogancia y es más, resulta aconsejable y tonifica cuando condiciona hacia adentro y desafía hacia afuera. César Aira le dedicó un ensayo donde rescata la dimensión monstruosa de su obra. Oscar Masotta lo sacó del consenso de la izquierda y lo remixó generando una actualización de sus ideas sobre el simulacro político, el capital y la sexualidad que todavía sigue vigente. Son muchos los que se candidatean para heredarlo. Pero si hubiera que encontrar una extensión suya en la segunda mitad del siglo XX, habría que pensar casi exclusivamente en Carlos Correas, el traidor, el resentido, el desclasado, un suicida que eligió el año 2000 para irse, dejando en el mundo una obra impresionante por su precisión y amargura.

4. La primera novela de Arlt, El juguete rabioso, suerte de Enrique de Ofterdingen con overdirve y flanger, puede ser leída como refutación y reescritura superadora de Potpurri de Eugenio Cambaceres. Jorge Asís dijo que es imposible leerla de joven y no querer escribir así. Coincido. Luego, lo que aparece con Los siete locos es cierta madurez y el abismo de la política. Silvio Astier ya traicionó y escapó. Ahora Remo Erdosain entra –vuelve a entrar una vez más– a la oficina en donde comienza su historia. ¿Dónde termina? Publicada en 1929, Los siete locos detalla con una precisión sobrenatural buena parte de la vida social del siglo XX. Por esto, transitar el amplio hall bien iluminado de la “literatura argentina” implica descender un par de peldaños al húmedo sótano del Astrólogo, donde trabaja la imprenta falsificadora y se maquinan planes salvación por vía de la destrucción.

5. El género novela no logra existir ajeno a la pequeña burguesía. Esa clase vaporosa –hoy bastante de moda– es la que compra y lee novelas, o sus diferentes mutaciones. Arlt fue uno de los que mejor narró el siniestro atractivo de la marginalidad hacia la cual podemos desbarrancar y con la cual convivimos los pequeñoburgueses. Por eso las historias de Arlt triunfan y se canonizan. Sus temas son los temas que nos obsesionan desde la televisión y los diarios: el dinero, la humillación, la violencia y el sexo. Su agenda sigue siendo la agenda del novelista argentino.

6. Arlt murió en 1942, un año antes de que el GOU diera su golpe. De haber vivido, ¿cómo habría interpretado el peronismo? La lectura patética y degradante que hizo Borges del fenómeno era previsible. Pero, ¿y Alrt? En 1942, hacía ya muchos años que había dejado la novela y se había dedicado a refundar el teatro nacional. ¿Habría aceptado escribir para el escenario masivo de la televisión como hizo el dramaturgo brasileño Nelson Rodrigues? Los siete locos es la confirmación alegre del talento, la dislocada certeza de que un tipo lleno de contradicciones, agresivo y descarriado, puede escribir y decir algo importante. Arlt fue un rapper, un mercachifle, un hip-hopero, el hijo de la inmigración. Vivió escuchando el sonido de la calle mientras revolvía cajones de libros usados. Se autodisciplinó y se convirtió a sí mismo en un autor. Por eso su música sigue luchando contra los que tratan de fijarlo en lecturas adocenadas y se enriquece con los que lo entienden. Es posible sentir la respiración de esa refriega, un poco animal, un poco mecánica, cuando se lo lee.

jueves, 23 de septiembre de 2010

miércoles, 22 de septiembre de 2010

lunes, 20 de septiembre de 2010




Hola, Maigua.

domingo, 19 de septiembre de 2010

De acá, escuchen lo de Beto Pianelli:
Y el jueves, si estás afiliado, a votar.

sábado, 18 de septiembre de 2010

jueves, 16 de septiembre de 2010

Dig your self, Lazarus, dig your self.
www.big-sur.com.ar
Vagabonds - Smoke Sellers. #soy_re_fan

miércoles, 15 de septiembre de 2010

"Al mirar atrás a estos últimos veinte años, veo que prevalece una cierta claridad. En medio de la locura y el caos, pareciera que he estado golpeando el parche de un mismo tambor. Veo que mi vida artística ha estado abocada al intento de articular la naturaleza de un sentimiento de pérdida casi palpable y que se ha cobrado mi vida. Un enorme abismo que se abrió paso bajo mis pies con la inesperada muerte de mi padre, cuando yo tenía diecinueve años. La manera que encontré de llenar ese agujero, ese vacío, fue escribir. Fue mi padre el que me enseñó, como si hubiese querido preparame para su partida. Escribir me permitio tener acceso directo a mi imaginación, a la inspiración y, en definitiva, a Dios. Gracias al uso del lenguaje, advertí que podía dar existencia a Dios con la escritura. El lenguaje se convirtió en la sábana que arrojaba sobre el hombre invisible para darle forma. Mi primera motivación como artista sigue siendo hacer realidad a Dios a través de las canciones de amor. La canción de amor es quizás el don humano más sincero y distintivo en el que podemos reconocer a Dios, y es un don que Dios mismo necesita. Dios nos dio ese don para que podamos hablarle y cantarle en vida, porque Dios vive en la comunicación. Si el mundo se quedara de pronto en silencio, Dios se descontruiría y moriría. El propio Jesucristo dijo en una de sus más bellas frases, " Donde dos o más se reúnan en mi nombre, allí estaré yo en medio de ellos". Lo dijo porque allí donde se reúnen dos o más personas, hay lenguaje. Yo descubrí que el lenguaje era como un bálsamo para las heridas que me dejó la muerte de mi padre. El lenguaje se convirtió en un bálsamo para la nostalgia."


Cátedra sobre la canción de amor, Nick Cave.
En el Diario de Poesía,
Número 78, Junio/Octubre del 2009.
Traducción Jaime Arrambide.


Asunto: Representación de actores y modelos
Juan, estamos armando una base de datos acotada, para ofrecer modelos a castineras y productoras con las que estamos relacionados. Si te interesa, te pedimos que mandes dos fotos (Una plano entero y otra primer plano) a XXX@xxx.com, acompañadas de los siguientes datos:
Nombre y apellido
Fecha de nacimiento
Estatura
Habilidades extraactorales
Mail
Números de teléfono

Saludos
XXX.
Me acabo de enterar que Nicolás Olivari tradujo y publicó, en 1959, Ángel negro y, en 1961, Vestido de novia, dos obras fundamentales de Nelson Rodrigues. Ambas salieron en ediciones Carro de Tespis. Qué locura.

domingo, 12 de septiembre de 2010




Hiroshima.

viernes, 10 de septiembre de 2010

martes, 7 de septiembre de 2010

THE EXPENDABLES ()()()()() BLANQUITOS: VIEJA ESCUELA , CADA TANTO LAS NUEVAS GENERACIONES RECIBEN CACHETAZOS DE SUS MAYORES , CORRECTIVOS QUE NOS MUESTRAN COMO SE HACIAN LAS COSAS , COMO SE DEBEN HACER LAS COSAS , CON ESTILO Y SOBRE TODO CON DOS TREMENDOS PARES DE HUEVOS . ESTA PELICULA GRITA "BASTA DE MARICONADAS!!!" "BASTA DE VAMPIROS TEEN Y HOMBRES LOBO DE PELUCHE TIERNOS!!!!" "BASTA DE ANGELINAS JOLIES ESQUIVANDO BALAS!!!! BASTA DE TOM CRUISE SALVANDO AL MUNDO , BASTA DE AGENTES CODY BANKS!!!!! DERECHO , AL PUNTO , PROBLEMA , SOLUCION DESENLACE , BOMBAS, BALAS GASOLINA Y BASTA , CRUDO Y DURO , SI NO TE GUSTA SOS MARICON , ANDA A VER UNA IRANI O UN CORTO , ANDA A PLANTAR UN ARBOL , EN ESTA PELICULA ES ASI , TODOS ANDAN EN MOTO Y EN HIDROAVION , LA CIA MANEJA TODO Y TODOS TIENEN UN ARMA , LAS COSAS SE ARREGLAN A LAS PI˜NAS , EN ESTE MARAVILLOSO UNIVERSO LOS 3 UNICOS TIPOS QUE SABEN HACER UNA PELICULA DE ACCION SE JUNTAN A HABLAR Y EN ESE MARAVILLOSO ACTO ESTABLECEN LA SANTISIMA TRINIDAD DEL POCHOCLO , ENCUENTRO DEL CUAL EMERGEN CON EXACTAMENTE LA MISMA CANTIDAD DE GROSSITUD Y MAESTRITUD , COMO DEBE SER , COMO ESTA ESCRITO ,LUEGO ESTAN SUS LEALES SOLDADOS , POR DEBAJO , ENSUCIANDOSE LAS MANOS Y CON ELLOS STALLONE , EL MAS MUNDANO DE LA TRINIDAD, EL QUE SIEMPRE SE ENSUCIO , EL OBRERO , EL QUE LA PELEO , ACEPTAN PARTE DE LA NUEVA ESCUELA , JET LI Y STATHAM , PIBES NUEVOS , LOS PIBES DE LOS MANDADOS , EFICIENTES , RENDIDORES , HASTA LE DA STALLONE A STATHAM LAS AMETRALLADORAS DEL HIDROAVION , COMO PASANDOLE LA POSTA , PARA DARLE CONFIANZA , NADA DE COMPUTADORA , NADA DE EFECTO , LO QUE EXPLOTA EXPLOTA , LA ULTIMA MEDIA HORA ES BOMBA BALA BALA BOMBA MACHETE TROMPADA BOMBA Y TACKLE Y DALE Y DALE DERECHITO Y PARA ADELANTE , SIN PRETENCIONES , NOSTALGIA , NOSTALGIA DE COMMANDO , DE LAS RAMBO , DE LAS DURO DE MATAR , DE DEPREDADOR , QUE LAS ACTUACIONES DE LOS LATINOS SON MALAS??? SI , POR SUPUESTO , TIENEN QUE SERLO , ASI SOMOS EN LA VIDA , MALOS ACTORES , TODA LA REALIDAD ESTA MAL ACTUADA , ESTA ES LA ERA DEL ESTEREOTIPO , QUE LE HUBIERA VENIDO BIEN ALGUN NINJA??? Y SI , SIEMPRE SE NECESITAN , PERO HABIA PIRATAS , QUE VAN DAMME FALTABA??? Y SI , PERO DOLPH LUNDGREN ES UNA TOPADORA ,ES CORRECTA LA ELECCION DEL NEGRO DE LA AMETRALLADORA??? SI , PORQUE TERRY CREWS SE HOMENAJEA A SI MISMO EN EL CLASICO PERSONAJE DEL PRESIDENTE CAMACHO EN IDIOCRACIA Y TODO NEGRO PUESTO CON UNA AMETRALLADORA QUEDA BIEN (PERO WESLEY SNIPES O 50 CENT HUBIERAN SIDO INCREIBLES TAMBIEN) Y LA PREGUNTA DEL MILLON , FALTABA STEVEN SEAGAL??? SI , SIEMPRE , EL PERSONAJE DE ERIC ROBERTS ERA DE EL , LA PELICULA LO PEDIA , PERO BUENO , TODO NO SE PUEDE .


viernes, 3 de septiembre de 2010

El crítico como exhibicionista.





It's quite possible that I'm your third man girl
But it's a fact that I'm the seventh son
And right now you could care less about me
But soon enough you will care, by the time I'm done

Let's have a ball and a biscuit sugar
And take our sweet little time about it
Let's have a ball girl
And take our sweet little time about it
Tell everyone in the place just to get out
We'll get clean together
And I'll find a soapbox where I can shout it

You read it in the newspaper
Ask your girlfriends and see if they know
That my strength is ten fold girl
And I'll let you see if you want to before you go

It's quite possible that I'm your third man
But it's a fact that I'm the seventh son
It was the other two which/was made me your third
But it was my mother who made me the seventh son
And right now you could care less about me
But soon enough you will care by the time I'm done


jueves, 2 de septiembre de 2010

"Sostener que la crítica literaria debe ser un ejercicio de buenas maneras, es mucho más grave que estar mal informado."

Ismael Viñas.

En "Algunas reflexiones en torno a las perspectivas de nuestra literatura", "Ficción" N°15, septiembre-octubre 1958.

Vía @soifer.
La gente que critica el FILBA por ser el FILBA es la que a veces pregunta por qué tenemos que festejar los cumpleaños el día en que nacimos y no en otra fecha. Hagamos críticas que valgan la pena.
Marc Augé no, Yannis Stavrakakis sí.
Soy fan del sitio Chat que hace Emanuel Rodriguez en el suplemento Vos de La Voz del Interior. Es buen periodismo.

Y a estos pibes, también en entrevista de Rodriguez, los re banco. Si no los leíste, no sabés nada de ficción argentina contemporánea.